,

Consejos para cuidar tu tabla de Surf

Como para todos los que nos  gusta el surf nuestra tabla es nuestra compañera y debemos siempre mantenerla bien para coger olas en el mar, así que aquí  dejamos unos consejos para cuidarla:

  • Proteger siempre tu tabla del sol, si tienes que dejarla al sol cúbrela con la funda o con una toalla. Las tablas son muy sensibles al sol ya que pueden afectar a su resistencia, color e incluso puede que partes de la tabla se derritan.
  • Una vez que salgas del agua salada enjuagar tu tabla con agua dulce, para que las piezas de metal no se deterioren.
  • Cuando la tabla no está en uso, siempre hay que procurar tenerla metida en la funda para que no sufra golpes, rozaduras, arañazos…
  • De vez en cuando hay que limpiar la parafina de tu tabla para evitar que la calor y el sol la deterioren.
  • Revisar la tabla antes de usarla y después para ver si tiene pequeñas fisuras o roces y poder arreglarlo a tiempo o mandarlo a un profesional.
  • Al almacenar tu tabla tienes que hacerlo de manera horizontal, lo recomendable es en un estante en alto y en un lugar seco y fresco.
  • Si vas a dejar la tabla sin uso mucho tiempo secala bien.
  • Cuando tengas que desmontar las quillas hazlo con las herramientas adecuadas, porque si utilizas llaves pasadas puedes estropear los tornillos.
  • Nunca llegues con tu tabla a la orilla ya que las quillas pueden dañarse e incluso romperse debido a la arena o rocas.
  • Utiliza leash en todos los baños para no perder tu tabla y por seguridad.
  • Si transportas la tabla en el techo del coche hazlo bien amarrada, ya que si se transporta dentro con los movimientos puede recibir algún golpe.
  • Si vas a viajar en un avión es recomendable comprar una funda especial.
  • Nunca apoyar la tabla sobre el tail en una superficie dura, puede romperse.
  • Impedir que la cuerda del leash sobresalga por el tail porque si ocurre esto puede romperse la cuerda.

 

Pesca Nocturna en Maldivas

Una de las tradiciones de los Maldivianos es la pesca nocturna, ya que durante siglos ha sido el principal sustento de las Maldivas. Los pescadores arriesgaban sus vidas por ir a pescar y cuando llegaban a sus casas después de una noche de pesca lo celebraban con una gran fiesta llenando sus mesas de pescado y así festejaban que habían llegado sanos y salvos.

Los Maldivianos utilizan Dhoni que son unos veleros con motor, fabricados a manos y que transportan entre ocho y doce personas.

Y también suelen utilizar arrastres fuera del arrecife para caza mayor donde tienen mucha más variedades de peces, como puede ser el pez vela, wahoo, atunes enormes, barracuda, atún de aleta amarilla, marlín…

Para compartirlo, Natural Surf House ofrece excursiones de pesca nocturna en barco con degustación de la pesca cocinada por nuestro chefs al terminar la jornada de pesca.  La tripulación ofrecerá todo el equipamiento necesario y escogemos el mejor lugar situado al lado del arrecife, donde podremos capturar pargo, mero o ronco.

Así ofrecemos  una gran experiencia para aquellas persona que le guste la pesca e incluso para el que no le guste mucho, ya que en Maldivas existe un fenómeno llamado bioluminiscencia y trata en que el fitoplancton bioluminiscente del mar proyecta luz brillante y fluorescente ocurre cuando las temperaturas durante el día han sido muy altas y la noche muy oscura. Así deja ver miles de luces flotando en el mar en mitad de la oscuridad de la noche, es una experiencia que se puede vivir en muy poco sitios.

Otra de las cosas de las que se pueden disfrutar en la pesca nocturna es que debido a su poca población y poca contaminación lumínica, el cielo se llena de un manto de estrellas de colores rojizos, blancos, anaranjados y  azulados.

No hay mayor placer que estar montado en barco con tu caña de pescar y estar observando el cielo totalmente iluminado por las estrellas y mirar hacia el mar y verlo también iluminado por el maravilloso fenómeno. Creerás que estas en un sueño y por supuesto querrás volverlo a repetir ya que será una experiencia inolvidable que tenemos que vivir al menos una vez en la vida.